Hazlo tú mismo

Escrito por el 9 marzo, 2012 § 2 comments

Al cazador de tesoros le gustan las aguas pantanosas. Por eso no le importa colocarse el chandal -el camuflaje es fundamental- y plantarse en un gran centro de bricolaje de periferia para hacer trabajo de campo buscando nuevos materials, texturas y formas. Un paraíso para coolhunters, trendsetters, estilistas, decoradores y todas esas pintorescas profesiones de antaño. No en vano en Estados Unidos, al Home Depot (gigante del bricolaje) se le llama popularmente “Homo Depot”.

Hoy vamos a visitar una de estas superficies con la visión de un curator. Curiosea, mira, toca, revuelve. Es la ventaja con respecto a las fascinantes ferreterías de barrio, no necesitas saber el nombre de las cosas. Te ahorrarás la mirada torva del ferretero cuando le pidas, señalando “esa cosa tan rematadamente mona de ahí arriba”.

Al tajo. Primero necesitas algo para llevar tus cosas, olvídate del carrito. Empecemos con estilo. Cualquiera que haya pasado un verano en Formentera sabe que llevar un capazo es un statement. Esta de goma negra le da un toque siniestro a este gesto tan hippy.

El Washi Tape es ultracuqui, pero no justifica un viaje a Japón. Y ademas no es aislante, como esta cinta adhesiva tan ideal de la foto. Si, aislante. Una excentricidad que nosotros no sabemos a que puede estar destinada. Da igual, solo la queremos para envolver regalos.


Es un martillo. Tiene la cabeza de caucho blanco. El mango también teñido de blanco y deliciosamente curvado. Pone DEXTER. ¿Hace falta decir más?

El monopatín que ha cambiado tanto en estas décadas que ahora se llama skate merece un rediseño en clave artesana.

Las caídas de skate son más trendy con estos guantes en serraje nude.

Laminado perforado. El mármol de esas catedrales que son las ferreterías. El más deseado es ese de color amarillo pálido. El material del que están hechos los sueños o simplemente una base para poner tus cositas.

Desgraciadamente aquí no tienen esas tool bags que tanto han inspirado la marroquineria contemporánea. Pero después de lo artesanal volverá el high tech. Espera y verás. Con tu maletín en metal estriado.

Lápices de carpintero. Con peores cosas te has hecho la raya en el ojo.

Pantalones de poliuretano. ¿Alguien se fijó en los pantalones del último desfile de Balenciaga? ¿Hellooo?

(Continuará…)

§ 2 Responses to Hazlo tú mismo"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *